Skip to main content
Siete consejos para una alimentación saludable para el corazón. Mejore su dieta

Coma mejor por su corazón

Si quiere mejorar la salud de su corazón, sus elecciones de alimentos pueden ser un buen punto de partida.

Ingerir los alimentos adecuados puede aportar beneficios como la reducción de la presión arterial y los niveles de colesterol, y un peso más saludable, lo que puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas.

Siga leyendo para conocer siete cambios en la dieta que son buenos para el corazón. Puede hacerlos de forma gradual, en lugar de todos a la vez.

1. Consuma mas alimentos de origen vegetal.

Las frutas, las verduras y los productos integrales contienen vitaminas, minerales y fibra saludables que pueden ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas. Consúmalos todos los días con las comidas y como bocadillos.

2. Elija proteínas magras.

Si come carne, seleccione los cortes más magros que pueda comprar. La pechuga de ave sin piel es una buena opción. Retire toda la grasa que pueda ver antes de cocinar. Además, limite el consumo de carnes procesadas, como los fiambres. Planifique algunas comidas que incluyan una proteína magra sin carne, como frijoles o guisantes.

3. Incluya pescado en el menú dos veces por semana.

Los pescados grasos, como el salmón, el arenque y la caballa, son ricos en ácidos grasos omega 3, que pueden ayudar a proteger el corazón. Además, en comparación con otras carnes, el pescado suele tener menos grasas saturadas, las cuales provocan la acumulación de placas en las arterias del corazón.

4. Inclínese por la comida baja en grasas.

Elegir alimentos y bebidas sin grasa o con poca grasa puede ayudarlo a mantener las arterias sanas. Opte por la leche, el yogur y el queso bajos en grasa o sin ella. Cocine a la parrilla, ase u hornee los alimentos en lugar de freírlos. Elija aderezos para ensaladas bajos en grasa.

5. Reduzca los dulces.

Intente consumir menos alimentos y bebidas con azúcares añadidos. Estos pueden aportarle muchas calorías y ningún nutriente buenos para la salud. Sacie sus ganas de consumir dulces con frutas en lugar de con pasteles o tartas. Pruebe con té sin azúcar o agua con una rodaja de pepino. Disfrute de una pequeña porción de postre como algo ocasional.

6. Reduzca el sodio y la sal.

Ingerir demasiado sodio y sal puede elevar la presión arterial, lo que puede ponerlo en riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Cuando haga las compras, compare los productos y elija los que tengan menos cantidad de sodio y sal. Tenga en cuenta que muchos alimentos procesados envasados (como las cenas congeladas) pueden tener más sodio del que debería consumir. Cocine sin añadir sal.

7. Elija aceites saludables.

Cuando cocine, utilice una pequeña cantidad de aceite vegetal líquido, como de oliva, girasol, cártamo o canola. Estos aceites suelen tener más grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Pueden ayudarlo a controlar sus niveles de colesterol en sangre cuando los utiliza en lugar de las grasas saturadas que se encuentran en alimentos como la mantequilla y el aceite de coco.

¿Podría correr el riesgo de sufrir un infarto?

Las enfermedades cardíacas no siempre presentan síntomas. Así que sí, podría estar en riesgo, aunque se sienta bien. Esta evaluación del riesgo puede ayudarlo a conocer el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, lo que puede servirle para tomar medidas para reducirlo.

Responda el cuestionario

Fuentes: American Heart Association; National Heart, Lung, and Blood Institute

Revisado el 23 de noviembre de 2022

Fuentes