Skip to main content
Estos síntomas pueden indicar un problema de circulación grave. Conózcalos.

Revisado el 17 de marzo de 2022

5 señales de advertencia de la enfermedad arterial periférica

La enfermedad arterial periférica (EAP) es un problema de circulación que puede causarle dificultad para caminar o incluso aumentar el riesgo de pérdida de una extremidad. ¿Y las buenas noticias? Si tiene EAP, el tratamiento y los cambios saludables pueden ayudarlo a controlar los síntomas y evitar complicaciones graves.

Siga leyendo para conocer las cinco principales señales de advertencia de la EAP. Debe informar a su médico si nota alguna de ellas.

1. DOLOR DE PIERNAS AL MOVERSE

El síntoma más común de la EAP es el dolor de piernas que comienza durante el ejercicio (por ejemplo, al caminar o subir escaleras) y que cesa después de descansar. Puede presentarse como dolor, pesadez o calambres. A diferencia de la artritis, el dolor se produce en los músculos de la pantorrilla, el muslo, la cadera o el pie, y no en las articulaciones.

En los casos graves, puede sentir este dolor también en reposo.

2. CICATRIZACIÓN DEFICIENTE DE HERIDAS

La mala circulación en las piernas y los pies puede hacer que los cortes, las raspaduras y las llagas en dichos lugares se curen lentamente. Es posible que algunas heridas no cicatricen en absoluto, lo que las hace más propensas a infectarse.

3. CRECIMIENTO DEFICIENTE DE LAS UÑAS O DEL CABELLO

Las personas con EAP pueden perder el vello de las piernas. Y las uñas de los pies pueden dejar de crecer.

4. PIE FRÍO O DESCOLORIDO

La reducción del flujo sanguíneo puede hacer que un pie se sienta más frío al tacto que el otro. También puede verse más pálido de lo habitual.

Advertencia: Debe buscar ayuda médica de inmediato si de repente no puede sentir o mover un pie que está frío, azul o pálido. Estos pueden ser indicios de una emergencia médica.

5. ENTUMECIMIENTO O DEBILIDAD

La EAP puede causar debilidad, entumecimiento o una sensación de "hormigueo" en un pie o una pierna. Esto podría hacer que pierda el equilibrio al caminar.

¿ESTÁ EN RIESGO? PODRÍA TENER EAP INCLUSO SI NO TIENE NINGUNO DE ESTOS SÍNTOMAS. DESCUBRA SI ESTÁ EN RIESGO.

RESPONDA LA EVALUACIÓN

Fuentes: American Heart Association; National Heart, Lung, and Blood Institute